Una plataforma digital elimina el papel y el factor humano en los procesos de adjudicación de contratos públicas

El ayuntamiento molinense vuelve a estar a la vanguardia en aplicación de sistemas telemáticos para reducir gasto público y hacer más eficiente la administración. De hecho, se ha convertido en una de las primeras administraciones del país en contar con una plataforma para licitar electrónicamente todos los contratos públicos de obras y servicios, desde el principio hasta el final.

En otros casos la aplicación ha sido parcial, pero en el de Molina «al cien por cien», en palabras del alcalde, Eduardo Conteras. Es decir, los funcionarios del área de Contratación ya han comenzado a guardar carpetas que pasarán a mejor vida porque el papel se eliminará, como ocurrió hace unos meses con la entrada en funcionamiento de la factura electrónica.

na funcionacia de Hacienda pasa delante de un ordenador con la web de licitación electrónica. / FRAN MANZANERA / AGM

Con ello, el Consistorio conseguirá ahorrar unos miles de euros -no es un dato que se pueda precisar, pese a que estudios de la Unión Europea indican que el uso de medios telemáticos reduce el coste entre un 5% y un 20%-. Pero, sobre todo, la nueva plataforma acortará plazos de tiempo y la información llegará a más empresas, porque los concursos estarán colgados en la red desde el primer momento.

VENTAJAS DEL PROCESO

  • Reducción del gasto público.
  • Simplificación de trámites y mejora en eficacia.
  • Mayor transparencia en los procesos y auditorías.
  • Mejora el acceso de empresas a la contratación pública.
  • Más agilidad en la tramitación.
  • Ahorro de espacio y eliminación del papel.
  • Más seguridad con el uso de certificados y firmas digitales.

Una estrategia comunitaria estipula que, hasta el 30 de junio de 2018 como fecha tope, será obligatorio que todos los procedimientos de cualquier proceso de contratación pública se realicen íntegramente de forma electrónica, según explica la concejal de Hacienda, Sonia Carrillo. Una de las finalidades de la estrategia comunitaria es que la contratación simplifique sustancialmente el proceso de adjudicación de contratos públicos, además de generar menos residuos y redundar en mejores resultados, precios más bajos y mayor calidad.

El Consistorio adjudicó a la empresa Píxelware, por un importe de 55.000 euros, el sistema para permitir la presentación por medios electrónicos de ofertas y otros documentos para participar en las licitaciones de contratos públicos, a través de internet.

Carrillo precisa que la ley determina que el proceso será similar en muchos aspectos, pero ahora se elimina el papel y cualquier empresa presentará sus documentos por correo electrónico. «Estarán totalmente encriptados, no se podrán abrir hasta que no se celebre la mesa de contratación», matiza. Y cuando ésta se celebre, los documentos se abrirán a través de internet y «la máquina determinará si cumplen los requisitos que establece la ley», indica Carrillo. La «máquina», como dice Carrillo, aplicará una fórmula matemática en base a unos algoritmos (precio, sobre todo) que garantizará la limpieza del proceso de adjudicación.

Transparencia y eficacia

El alcalde, Eduardo Contreras, explica que con el proceso el Ayuntamiento consigue mayor transparencia y eficiencia. «Ahora no se podrá discutir si falta un papel u otro, porque son algoritmos matemáticos los que deciden en función de las condiciones de la plica», señala.

«¿Por qué se sospecha tanto de los políticos?», pregunta retóricamente Contreras. A su juicio, uno de los motivos son las «grandes adjudicaciones, como contratas de basura o planes de obras, pero de esta manera habrá una transparencia absoluta», remarca. El proceso elimina así el ‘factor humano’ de las adjudicaciones y, con él, esas sospechas a las que el alcalde hacía referencia.

El regidor recuerda que en la mesa de contratación también están representados los grupos de la oposición, algo que no ocurre en muchos otros ayuntamientos. Y añade que antes de la puesta en funcionamiento del nuevo sistema se llevarán a cabo cursos de formación no solo para los funcionarios, sino también para las empresas, para facilitar la puesta en marcha de la licitación electrónica en unos meses.

 Fuente: La Verdad